LA PESCA DEL SALMON EN YEMEN

julio 10, 2012 § 3 comentarios

CAMBIO DE VIDA

Chicas hemos descubierto que casi siempre, tanto en el trabajo como en la vida, si una estrategia no te funciona, hay que cambiarla antes de que sea demasiado tarde. Y es que muchas veces nos empeñamos en seguir la estrategia equivocada. Nos obcecamos en un camino que creemos correcto, y acabamos dándonos golpes contra la pared una y otra vez esperando a que esta se rompa, hasta que al final lo que termina por romperse en pedazos no es la pared, sino nuestra propia cabecita.

Está claro, al contrario que la tecnología la mente humana no cambia fácilmente, porque como dice el dicho, “no hay nada peor para los que viven en la oscuridad que ver la luz”. Y es que para casi todos, ver una realidad distinta a la que tenemos en la cabeza puede suponer una ceguera permanente, mientras que para algunos privilegiados ésta puede ser la oportunidad de su vida. Nosotras no llegamos a tanto, nos conformamos con ser conscientes de que es posible ver las cosas de otra manera, encontrar el punto ciego de un problema, y reaccionar.

Ojo, que no se trata de abandonar sin intentarlo, ni de tirar la toalla al mínimo tropiezo, ni de lamentarnos como plañideras porque esa estrategia triunfadora que creíamos  infalible se ha tornado equivocada, ni de buscar culpables. Es sólo reconocer que a veces lo que ha funcionado en un momento, deja de hacerlo en otro. Reconocer que la realidad cambia casi sin que nos demos cuenta, y que no siempre nuestra mente cambia con ella, sino todo lo contrario. Aceptar que de repente estamos en la cola equivocada, en esa en la que no nos va a tocar nada. Que por mucho que insistamos en esta fila ya no tendremos premio, y que ha llegado el momento de ponernos en otra.

El otro día fuimos al cine a ver la última de Ewan Mcgregor, “La pesca del salmón en Yemen”, un intento de comedía social que por abordar muchos temas a la vez, se queda sin profundizar en ninguno. La verdad es que a nosotras nos gustó, aunque nos sumamos a la opinión de los cinéfilos de que claramente le falta algo, yo diría que guion. En todo caso aborda con más o menos acierto precisamente este tema: el cambio de vida. La pareja de protagonistas tiene ante sí un auténtico cambio de creencias y convicciones que termina por dar un rumbo opuesto a sus vidas.

El guapo de Ewan, que interpreta a un aburrido funcionario del Centro Nacional para el fomento de la Piscicultura, con una de esas vidas anodinas, rutinarias y letárgicas donde casi todo es previsible y no hay sitio para la emoción, se ve forzado a trabajar en el proyecto utópico y descabellado de un jeque multimillonario: llevar salmones desde Inglaterra a Yemen para el fomento de la pesca con mosca en este recóndito y desértico lugar. Cómo asesora del jeque y defensora de sus intereses aparece la guapa de Emily Blunt del Diario Viste de Prada, y como impulsora del proyecto en un intento macabro de mejorar el prestigio del Reino Unido en Oriente Medio, encontramos a Kristin Scott Thomas, interpretando a la hiperactiva asesora de imagen del primer ministro.

Ewan, que intenta revolverse como gato panza arriba ante la excentricidad del Árabe y la desfachatez de las dos féminas, entra en el proyecto sin fe y dispuesto a boicotearlo todo, demostrando así su ripiosa visión del mundo. Finalmente la trama le sumerge en un cúmulo de acontecimientos, que además de dar esperanza al proyecto, despiertan sin remedio su fe y sus dormidas emociones, poniendo en entredicho todos los  parámetros de su vida.

Y es que a veces un simple movimiento, una pequeña vibración hace que una nueva creencia encuentre un hueco en nuestra mente y emprenda sin remedio el camino del cambio; liberando a su paso un torrente de emociones escondidas. Aunque como dicen los expertos los cambios sólo se producen si uno da el primer paso, si uno está dispuesto a cambiar y guiña el ojo a lo desconocido. Es como los peces, al principio intentan nadar hacia el lado al que están acostumbrados, sin embargo de pronto uno se da cuenta que es posible ir por un camino distinto, da la vuelta, y los demás le siguen sin pensarlo. Quizá es precisamente lo que el mundo necesita en estos momentos, un cambio de estrategia.

Anuncios

Etiquetado:

§ 3 respuestas a LA PESCA DEL SALMON EN YEMEN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo LA PESCA DEL SALMON EN YEMEN en ALMUYANITA.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: