MAYO. MES DE BODAS

mayo 23, 2012 § 2 comentarios

DE BODA EN BODA Y TIRO POR QUE ME TOCA

BODA ( 1)

Hoy no me puedo levantar. El fin de semana me dejó fatal. Toda la noche sin dormir, bebiendo, fumando y sin parar de reír…. Pues eso , que lo que antes era lo habitual en un fin de semana ahora se llama aniversario-bodorrio-bautizos y comuniones. Y es que con mayo llegan los eventos a go- go, que aunque tengamos nuestros añitos sigue habiendo bodas y rebodas. Mientras, el tiempo sigue jugando al escondite, y cada mañana es una aventura: o te sale un día sofocante con viento del Sahara o te cae un granizo helador que ni en diciembre.

A mí, una vez más, se me ha acumulado el trabajo y me he pasado tres días con las lentejuelas puestas y la copa en la mano (y en la manga que siempre hay un poco que se vierte así de forma accidental). Empecé el jueves con la fiesta-boda-aniversario de nuestra amiga Bea y Miguel, su novio hasta la eternidad. Toda una demostración de que esto del amor a veces dura, se renueva y vuelve a durar incluso más. Estos que han decidido unirse en el vínculo matrimonial más bien talluditos y con la descendencia presente, nos montaron una fiesta ochentera con barbacoa y toque Sushi divertidísima y llena de encanto.

Un evento campestre sin protocolo en el que cada cual eligió el tipo de atuendo y el perfil que más le iba, definiéndose desde el principio dos clarísimos grupos: los coperos y bailones con un look me voy de marcha pero no me quito las perlas, y los de coca cola y animosa charla sobre alfombras, con un look más de cóctel. Yo lo tuve claro desde el principio, si la música es buena y las copas abundantes pues a bailar, a saltar, y a darlo todo, aprovechando que puedo mezclar las lentejuelas con las sandalias extraplanas. Así hago ejercicio, pego unos cuantos berridos antiestress, y me evito las conversaciones interminables sobre el colegio de los niños.  La noche fue gloriosa y pude comprobar que la vieja pandilla está en plena forma, nos bailamos todos los clásicos, desde Bon Jovi, Queen y George Michael a los hombres G, los Nikis y los Secretos. Gracias Bea y Miguel, lo pasamos realmente bien.

BODAS ( 2)

Al día siguiente partí para Jaén junto a mi amiga Sofía, directa hacia el siguiente acontecimiento del año: la boda tipo fiestas patronales de mi compañero Fernando y su novia Lola. En la jornada preboda, un ágape informal en baretillo de pescaditos, llegamos pronto y tomamos posición al fondo, justo donde salían las raciones y las bebidas, lo que nos permitió alternar con los camareros e  interceptar los mejores platos antes que el resto de los invitados, y de paso fichar bien al personal. Allí nos explicaron que lo que se lleva ahora es beber de “cubo”, yo que estoy medio sorda entendí “tubo”, así que pedimos uno para cada una. Al final resultó que eso de los cubos es una especie de recipiente metálico lleno de hielo con cinco botellines del ala, así que empezamos la noche no con una, sino con cinco birras para el cuerpo.

Poco después  empezó el desfile de gente conocida y desconocida, al tiempo que seguían saliendo bandejas de pescaditos de todos los tamaños, pequeños, grandes y mutantes, hasta llegar al boquerón de tamaño trucha que había que acompañar con media barra de pan con ali oli, ideal para ligar y para la dieta. Mientras dábamos sobrada cuenta a las raciones, nos percatamos de la enorme diferencia de color de piel del equipo local contra el visitante. Por un lado las jienenses lucían un moreno espectacular, muy de estilo crucero, por otro, nosotras lucíamos una palidez transparente más del estilo binguero. Yo sólo podía pensar en mis medias para la boda, las había comprado sin probar y no teníamos claro si serían imitación crucero, estilo blanco monjil o tipo apretado de descanso (Sofía dixit).

Al día siguiente después de un poco de turisteo y unos cuántos Vermuts, morcillas y chanquetes con el grupo duro de la pandilla, (el blando se fue a la pelu pero nosotras no lo vimos imprescindible), llego el momento de prepararse para la boda. Por supuesto no podía faltar una buena sesión de chapa y pintura, o nos quedaríamos para siempre con el apodo de las Bingueras. Así que ni cortas ni perezosas nos dimos un buen baño de maquillaje y nos pintamos las uñas de coral que resalta el dorado artificial. La barra de labios no nos dio tiempo a pillarla, pero sí un bolsito estilo monedero que luego se encasquilló y no había manera de abrir, casi pido unos alicates para apagar el móvil en la iglesia.

La capilla estaba en una colina a la cual había que subir andando, o escalando, un acto heroico cuando llevas calzados unos taconazos como los míos. El ascenso fue duro y en cada curva hubo amenaza de vuelco con el riesgo de empezar a rodar y llegar de nuevo al hotel. Al final conseguimos llegar y pillar un sitio estratégico para el fichaje de modelos. El folklore nos ofreció una gama completa de atuendos, desde el más puro estilo bodorrio, con un completo de traje largo, tocado, chal y abalorios, pasando por algo más moderno tipo chica yeyé, e incluso había una imitación casi perfecta de Amy Winhouse con cardado incluido.  Nuestro favorito no obstante, fue una total pink  de cabeza a los pies con tocado de largas plumas de avestruz que resaltaba varios metros encima de las cabezas.

Después de la misa y el lanzamiento a propulsión de unos cuantos kilos de arroz y un par de petardos, que casi matan del susto al padre de la novia, emprendimos camino a la fiesta, que tenía lugar en un restaurante cueva. Un sitio bastante pintoresco, con buenas vistas y amenizado por una buena saxofonista, aunque pelín frío para los modeletes destapados de la peña. La cena con buen vino de Tobelos y muchas risas, culminó con un corte de espadachín de la tarta nupcial y una encuesta sobre el grado de conocimiento de los invitados sobre los  secretos de los novios. Luego llegó el baile y con él, las muestras de cariño, los cánticos en inglés guachi, guachi y las copas a discreción sin faltar los dirty dancing, los magreos descontrolados y los imitadores tambaleantes de Michael Jackson.

 A las siete de la mañana el panorama era desolador: desnucados abrazados a desconocidas, borrachos abrazados a botellas de vino, los novios bailando el New York, y nosotras afónicas, destrozadas y con el cuco que adornaba la cabeza de Sofía abandonando por fin el nido camino de Madrid.

Anuncios

Etiquetado:,

§ 2 respuestas a MAYO. MES DE BODAS

  • Sofía dice:

    Qué decir!!!!…mi “personaje” favorito del evento no fue en realidad Miss Pinky. Debo reconoceros que mi ídolo fué Amy…si si Amy Winhouse, que decaía y renacía según pasaban las horas, según se le desmoronaba el cardado y según se le iban dilatando los tobillos baile tras baile!!!!!…qué sofocos cuando quedaba espatarrada en una banqueta a la espera de tomar un poco de aire!!!!!

    …Pero confieso que lo mío no acabó ahí…esto de haber llegado a una cierta edad, en la que vives estresada por pillar el último modelito porque de repente no paras de ir a eventos, no sé si está hecho para mí!!!! Pero aún así, no m epierdo uno!!! Y que sepáis que este ayer mismo fué el de más postín, con MoetChandon “sin miserias” por toda la fiesta…

    • ALMUYANITA dice:

      Que vida social tan agetreada Sofi. Si es que no se puede tener tanto glamour, porqque se empeñan en invitarte a todos los saraos y a una ya no le da el cuerpo. Jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo MAYO. MES DE BODAS en ALMUYANITA.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: