RESTAURANTES, GARITOS, TASCAS Y TUGURIOS QUE MOLAN EN MADRID

mayo 17, 2012 § 4 comentarios

PLACERES TERRENALES PARA GENTE CIVILIZADA

Queridas niñas, hace tiempo que queríamos hablaros de nuestras experiencias en restaurantes, bares y tugurios varios, y daros algunas pistas de nuestros favoritos. Y resulta que gracias a un suculento artículo (que os aconsejo leáis) sobre experiencias gastronómicas de una periodista, “maniático-perfeccionista, pero escondida en el que divertida soy”, la ocasión pinta en bastos, como decía nuestra madre.  Y es que esta señora ha decidido que una experiencia gastronómica en un lugar público tiene que ser igual a la atmósfera perfecta de una película mala: un sitio intacto dónde todo el mundo es educado, refinado y huele bien, donde no se cuelan los ruidos, están prohibidos los niños y los camareros tienen un ojo en el cogote para servirte sin que les llames. Vamos un “todo parecido con la realidad es pura coincidencia”

Según ella, son los demás los que arruinan las experiencias y no uno mismo. Y por ello es imprescindible crear una serie de normas más o menos ortodoxas y conseguir que la gente las respete escrupulosamente, para que tú seas feliz, como pasa en el resto del mundo, según ella. De este modo queda prohibida la experiencia gastronómica para la mayoría de los colectivos sociales: los niños porque molestan, los que tienen móvil por usarlo, los que hablan alto porque hacen ruido, los que hacen fotos por buscar el encuadre, los que se quieren porque se besan, los simpáticos por preguntar, los que saben cómo quieren la comida por tardar en pedir. Vamos que sólo quedan unos cuántos elegidos de la raza humana para salir un sábado a comer fuera.

Y nosotras nos preguntamos, ¿porque existen los lugares públicos y quién arruina la comida a quién?. Si aplicamos la teoría básica de que un restaurante es un lugar de reunión social, y que sólo existen si son visitados por un considerable número de gente cuya coincidencia es que tienen hambre, pues queda poco margen a la duda, si no te gusta la que sobra eres tú.  Y si quieres un sitio exclusivo que los hay, sólo tienes dos alternativas: una pagarlo, y dos, convertir tu casa en un bunker y quedarte dentro.

Porque lo normal es que la gente que tiene niños de vez en cuando los lleve y no los deje metidos en el armario encerrados, a veces la gente se besa en lugares públicos sobre todo cuando son jóvenes, y los alérgicos suelen ser minuciosos eligiendo la comida para no cambiar la visita a su restaurante favorito por la sala de urgencias de un hospital.  Y no sigo con los de las fotos, porque si lo llevamos al extremo, estos ortodoxos nos dejan sin turistas de esos que hacen ruido y se hacen mil fotos, pero al mismo tiempo se dejan la pasta en nuestros restaurantes y en nuestras tiendas.

Y ya sí que nos ha tocado la fibra sensible, llegándonos hasta los higadillos, cuando ha elegido una de nuestras pelis clásicas favoritas “Cuando Harry encontró a Sally”, y  esa escena orgásmica que todas hemos soñado con protagonizar, para ejemplificar lo que es correcto y lo que no.  Está claro que no sólo tenemos diferentes maneras de pensar, sino claramente opuestas de cómo pasarlo bien.  Por ello os vamos a recomendar los sitios que nos gustan, en los que se come bastante bien, el ambiente es agradable, la decoración también, y en los que es posible tener una muy positiva experiencia, pese a que a veces habrá niños, móviles, cámaras, y un montón de gente que habla alto. Y si vais y tenéis un orgasmo, pues eso que os lleváis. Pero sobre todo no os olvidéis que nadie garantiza una buena experiencia gastronómica excepto tu mismo, tu actitud y tus ganas de disfrutar de la vida.

Nuestra primera recomendación es el restaurante SANTO. Es un lugar pequeñito situado a dos minutos del Palacio Real que te va a sorprender en todos los sentidos (nunca mejor dicho porque te estimula todos ellos). La comida es una auténtica maravilla y el ambiente que han creado es absolutamente genial, principalmente por el trato amable y simpático de sus responsables. Decorado con una mezcla vintage y un toque rústico, este atípico restaurante estamos seguros de que os va a conquistar. La carta además está en constante movimiento (cambia en cada estación del año), por lo que cada visita es un descubrimiento nuevo.

Anuncios

Etiquetado:,

§ 4 respuestas a RESTAURANTES, GARITOS, TASCAS Y TUGURIOS QUE MOLAN EN MADRID

  • Romo dice:

    Doy fe de lo de El Santo. He estado y el sitio es la bomba. Creo que no fingí ningún orgasmo, algún pedo me tiraría (cuando estoy a gusto en un sitio, mi organismo se relaja) y me parece recordar que alguna vez me sonó el móvil.

  • Sofía dice:

    A mí la verdad que lo que más me gusta es decubrir sitios nuevos, pararme a disfrutar de la gente, de su diversidad, de sus conversaciones a medias que pillas al pasar, de su forma de vestir, su forma de peinarse….me encanta fijarme en lo que piden en la mesa de al lado, dejarme llevar por las recomendaciones, por el ambiente y quizá la buena música (cuando la hay!!)

    …hay un montón de cosas ahí fuera esperándonos!!!!

    … la cuestión es pensar que todo suma ….y no necesariamente resta….!!!!!

    • ALMUYANITA dice:

      Sofi tú eres lo que nosotras llamamos una disfrutona. Vamos, una de esas personas que disfruta de la vida y de la gente y sabe sacarle el máximo partido. Por eso nos gustas tanto. Besazos.

  • Me encanta descubrir sitios así que éste me lo apunto junto al que me comentaste brasileño.

    Lo mismo ha confundido a los restaurantes con un convento franciscano, …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo RESTAURANTES, GARITOS, TASCAS Y TUGURIOS QUE MOLAN EN MADRID en ALMUYANITA.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: