LA CASA DE LA INTERIORISTA JOSEPHINE GINTZBURGER.

marzo 1, 2012 § 8 comentarios

EN PARIS Y CON MUCHA, MUCHÍSIMA PERSONALIDAD.

Vivir en París tiene que ser una auténtica pasada. Yo, la verdad es que soy presa del topicazo y me puede el paletismo con todo lo francés. Corrijo, me puede el concepto París.

Sí, lo reconozco, yo soy de las que piensan que todo lo que viene de la ciudad de la luz tiene que ser por fuerza elegante, glamouroso, cool y todos los sinónimos que se te ocurran al respecto. Imaginemos por un momento que eres una interiorista de renombre… A esto le vamos a añadir un marido alto ejecutivo. Pero no un ejecutivo de Procter and Gamble, no… ¡Un directivo de Yves Saint Laurent! ¡Chúpate esa! Y ahora decoremos esta postal de pijerío parisien y pongámosle tres hijos divinos y una casa enorme en un exclusivo barrio de París. La cosa ya es casi delito, me atrevería a decir que incluso contra la humanidad misma.

Envidias insanas aparte, el caso es que el hogar que ha conseguido crear esta mujer es totalmente diferente. Un espacio con una personalidad abrumadora que se palpa en cada uno de los muchísimos detalles que recorren cada rincón de la casa, como diría tu revista de decoración favorita. Tremendamente atrevida tanto en las obras de arte, como en los papeles pintados, lámparas o textiles. A la vez no es nada pretenciosa y ha sabido conservar el encanto de techos, suelos, puertas y materiales originales de esta edificación maravillosa. ¿Para qué quieres más?

Anuncios

Etiquetado:, , ,

§ 8 respuestas a LA CASA DE LA INTERIORISTA JOSEPHINE GINTZBURGER.

  • Piti dice:

    jajaja…. que mala es la envidia y que bonito soñar…….

  • almuyanita dice:

    Si es que hay algunos que nacen con estrella y otros estrellados…jajajaja.

  • Nos consolaremos pensando que es una ciudad muy bonita pero que tiene un tiempo horrible! qué mala es la envidia …

    • almuyanita dice:

      Pues tienes toda la razón. Allí llueve constantemente. Quizás por esto tienen esos jardines tan verdes y esas calles llenas de flores y ese olor tan especial, y esa luz tan romántica…Vaya ya le he visto el lado bueno. Ves! Si es que con esto de París no tengo solución. Jajajaja

  • florence dice:

    Pedazo de casa en Paris!! La nevera rosa, el sillón flor, las fotografías en las paredes, unos detalles geniales, y tanto espacio, tanta luz, qué envidia!! Bss

    • almuyanita dice:

      A mi me ha producido exactamente el mismo sentimiento. Es increíble la casa la mires por donde la mires. Por cierto, te mande un mail porque no se muy bien como funciona lo de los premios Liebster. Lo recibiste?

  • almudena dice:

    ni de coña, nada es tan idilico, no me creo tanta armonía junta, o bien los hijos odian la flor y la nevera rosa y de paso un poco a su madre o bien están esperando que se acabe el reportaje para salir corriendo

  • almuyanita dice:

    Me acabas de recordar a la peli de un Dios Salvaje. Cuantas miserias se esconden detrás de esas fotografías de familias perfectas y felices que intentamos exteriorizar, y que necesidad tan grande tenemos luego de sacarlas fuera a la menor oportunidad…
    Será por la fastidiosa envidia, pero me encanta la idea de imaginarme una familia de opereta tras esta imagen perfecta. Jajajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo LA CASA DE LA INTERIORISTA JOSEPHINE GINTZBURGER. en ALMUYANITA.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: